(Fuente: Fremap)


¿Qué son las Mutuas de AT y EP?


Se consideran Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social las asociaciones de empresarios que, debidamente autorizadas por el Ministerio de Trabajo e Inmigración y con tal denominación, se constituyan con el objeto de colaborar, bajo la dirección y tutela de dicho Ministerio, en la gestión de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales del personal a su servicio, sin ánimo de lucro y con la responsabilidad mancomunada de sus miembros.

Podrán asimismo asumir la cobertura de la prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes (enfermedad común y accidente no laboral) del personal al servicio de los empresarios asociados, así como del subsidio por incapacidad temporal del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y de los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social.

El Sistema de la Seguridad Social en España contempla la posibilidad de que, para las contingencias asistenciales y económicas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales y para las económicas por Enfermedad Común y Accidente no Laboral, los empresarios puedan asociarse para cubrir ellos mismos dichas contingencias. Esas asociaciones son las Mutuas de Accidentes de Trabajo. Algunas de sus características fundamentales son:

  • No tienen ánimo de lucro. Si como resultado de la gestión que realiza una Mutua, los ingresos son mayores que los gastos, la diferencia se devuelve a la Seguridad Social. Este superávit de ingresos se denomina excedentes y no beneficios, como se llama en una compañía privada.
  • La asociación de las empresas, públicas o privadas, es voluntaria. La empresa puede elegir libremente a qué Mutua asociarse o incluso si quiere que estas contingencias sean cubiertas por la propia Seguridad Social.
  • Están tuteladas por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Requieren de su autorización para constituirse. Su administración económica depende de los Presupuestos Generales del Estado y sus cuentas son anualmente auditadas por el citado Ministerio.

Para constituirse deben limitar su actividad a la colaboración anteriormente señalada, contar como mínimo con 50 empresarios asociados y 30.000 trabajadores protegidos y con un volumen de cuotas no inferior al que legalmente se determine (en la actualidad 9 millones de €) y, finalmente, prestar una fianza que se determina en función del volumen de cuotas a cobrar.


Definiciones


Los riesgos a los que la salud de una persona está sometida en su vida los podemos clasificar en cuatro grupos:
- Accidente de Trabajo. Toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena.
- Accidente no Laboral.
- Enfermedad Profesional. La contraída a consecuencia del trabajo efectuado y ejecutado por cuenta ajena y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias y de las actividades especificadas por ley.
- Enfermedad Común.

De los cuatro, las Mutuas de A.T. dan cobertura a los Accidentes de Trabajo y a las Enfermedades Profesionales y pueden abonar prestaciones económicas por Incapacidad Temporal en los casos de Accidente no Laboral y Enfermedad Común. La cobertura asistencial de estos últimos riesgos la realiza únicamente la Seguridad Social.

En cuanto a las enfermedades profesionales, éstas están comprendidas en una lista oficial, teniendo únicamente esa consideración de "profesionales" las enfermedades relacionadas en dicha lista. Si, pese a ello, un trabajador contrae, en el ejercicio de una profesión u oficio y como consecuencia de ese ejercicio, una enfermedad que no se halla incluida en la lista oficial (denominada entonces "enfermedad del trabajo"), tendrá la consideración de accidente de trabajo.
Estos conceptos, de accidente de trabajo y enfermedad profesional, presentan algunas inclusiones y exclusiones que complementan sus definiciones. A título de ejemplo, es accidente de trabajo (llamado "in itinere") el que se produce al ir o al volver del trabajo.



Servicios que prestan las Mutuas de Accidentes de Trabajo



Para evitar que se produzcan los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales, las Mutuas de A.T. desarrollan una función preventiva de dichas contingencias, destinada a aumentar la Seguridad e Higiene en las empresas asociadas.

Ocurrido el accidente de trabajo o enfermedad profesional, las Mutuas de A.T. prestan asistencia sanitaria a los accidentados (asistencia médica, farmacéutica, quirúrgica, protésica, rehabilitadora). Como consecuencia del accidente, el trabajador puede ver interrumpida su actividad laboral, en cuyo caso las Mutuas dan al trabajador accidentado las prestaciones económicas que le correspondan. Igualmente, si se le produjesen al trabajador lesiones permanentes, la Mutua abonará las indemnizaciones que procedan. Como hemos indicado anteriormente, las Mutuas también pueden abonar las prestaciones económicas por Incapacidad Temporal en lo casos de Enfermedad Común y Accidente no Laboral.

Además, FREMAP, para aquellos trabajadores o sus familiares beneficiarios que se encuentren en situaciones de especial necesidad, otorga ayudas económicas y de cualquier otro tipo que palien en lo posible estas situaciones (ayuda psicológica, prestaciones especiales, etc.)

La organización, calidad y amplitud de estos servicios (cumpliendo siempre lo legalmente establecido) varía entre las diferentes Mutuas.

FREMAP, como líder del sector, ofrece una amplia variedad de servicios, habiendo creado el concepto de "Gestión Integral del Riesgo Profesional", concepto que supone una perspectiva mucho más amplia e integrada del accidente de trabajo desde todos los puntos de vista (humano, médico, económico, social). En este contexto, FREMAP ofrece a los trabajadores, además de los tradicionales de Prevención y Sanitarios, los servicios de Asistencia Social, Psicología Clínica y de la Rehabilitación, Orientación Profesional, Readaptación Profesional y Preparación para el Empleo de personas que sufren deficiencias y discapacidades por accidente de trabajo o enfermedad profesional.